Cultura de la violación y “linchamientos” en Lavapiés

Recientemente, hemos recibido por wasap y redes sociales una denuncia en la que se acusa al dueño de un bar de drogar a una mujer para violarla (sumisión química) Esta denuncia, que incluye la cara del tipo en cuestión, se ha movido bastante y ha provocado una gran indignación entre un grupo grande de personas. Otra gente,sin embargo, e igual que ocurre cuando se hace pública una denuncia de este tipo, ha preferido cuestionar lo denunciado. A pesar de que las actitudes machistas y babosas de este individuo son de sobra conocidas en el barrio (a raíz de este hecho vamos conociendo más casos de acoso y baboseo en este bar, aunque por desgracia no es el único local en el que se dan estas actitudes) Siempre que se denuncia públicamente algún tipo de agresión machista, sexual o de otro tipo, además de enfrentar la agresión sufrida, nos toca enfrentarnos al cuestionamiento público. Sin excepción, hay siempre alguien (alguienes) que duda de nuestra palabra y también de nuestra respuesta, que “si esta no es la mejor forma de hacerlo”, que “porque no ha denunciado a la policía”, etc. Pese a que diferentes estudios apuntan que sólo entre el 7% y 10% de agresiones sexuales son denunciadas, cuando la denuncia existe se cuestiona si será o no cierto. Estas agresiones son perpetradas en su inmensa mayoría por varones, sin embargo resulta más fácil empatizar con el supuesto agresor que con la superviviente de la agresión. Las agresiones sexuales a mujeres, niñas y niños, son el único delito en el que la principal sospechosa es la denunciante, ¿no os resulta escalofriante? Frivolizar sobre la agresiones sexuales, culpar a la víctima (estaba borracha, es vengaza, está loca) o justificar al agresor (es un linchamiento, pobre chico, es que estaba borracho) es lo que se llama “cultura de la violación” y es precisamente esta cultura la que permite que las agresiones sexuales sean tan comunes y tan poco denunciadas. Es por este motivo, que cuando se produce una  denuncia gracias a la valentía de la superviviente, y probablemente al apoyo de su entorno, lo último que debemos hacer es cuestionar el método de sacarlo a la luz, trabajamos con lo poco que tenemos y llegamos a donde llegamos. Cuando una mujer, con todo este mecanismo en contra, hace pública su agresión, busca justicia pero principalmente busca que no le pase a nadie más. El número de violaciones que suceden y no se denuncian, hacen que lo más seguro ante estos casos sea apoyar a quien denuncia, ya que la probabilidad de que sea mentira realmente es mínima (es la cultura de la violación la que nos hace pensar que puede serlo, no las estadísticas ni la realidad). Hay quien dice que no le gustan los “linchamientos”, a nosotras tampoco, pero desde luego lo que nos preocupa es que ocurra una violación más. Queremos una vida libre de agresiones machistas y estamos trabajando por ello, ¿estás con nosotras? 

Fdo: Vecinas de Lavapiés

 

 

Calendario 2017

Cada año mas femifan, de las personas que se curran el Orgullo Crítico. Que en vez de dejarse llevar por la fiesta capitalista, siguen peleando por todas las cosas que faltan por conseguir. Querides, os admiro mucho.

Orgullo Crítico

Ver la entrada original 53 palabras más

Jornadas Ecofeministas en Madrid.

 

Jornadas Ecofeministas
Madrid, 10 y 11 de junio de 2017

El grupo de Ecofeminismo de Ecologistas en Acción y la Asociación Garaldea estamos preparando algo espléndido para el final de la primavera: dos días para compartir en la mejor compañía y en el mejor entorno. Os dejamos a continuación el programa.

Sábado 10 junio
10.00: Miradas ecofeministas. Yayo Herrero, Amaia Pérez Orozco y el colectivo Decrecimiento y Buen vivir.
12.30: Medicalización de la mujer, taller a cargo de Mar R. Gimena (Red CAPS).
14.00: Comida de traje.
17.00: Experiencias ecofeministas. Garaldea, Comadres on the road, Patio de vecinas de San Martín de la Vega, Lakabe, Colletero… ¡Y muchas más!
18.30: Descanso.
19.00: Segundo turno de experiencias.
20.30: Cena.
22.00: “Left on the shelf“. Rebeldías mínimas, danza-teatro.

Domingo 11 junio
10. 00: Espacios simultáneos.

  • Encuentro del área de ecofeminismo de Ecologistas en Acción.
  • Espacios abiertos de trabajo y debate (no mixtos): se construirán colectivamente.
    12.30: Descanso.
    13.00: Concierto de Nieves Canta.
    14.00: Comida de despedida.

Información
- Lugar: Finca el Batán.
- Espacio libre de alcohol y drogas.
- Aportación recomendada: 25-35 euros.
- Aforo limitado en orden de inscripción.
- Ludoteca para peques.
- Hay una opción para llegar el viernes haciendo una ruta en bici: ¡escríbenos!
- Contacto e inscripciones: ecofeminismo@ecologistasenaccion.org

FIN DE SEMANA EN NOSALTRES.

Esto No es Berlín, es Madriz con Vermú, Poesía y Laboratorio Onírico.

 

Queridas amigas colaboradoras de este maravilloso proyecto,  este fin de semana viene cargadito:

El viernes 19 de Mayo os queremos invitar a un vermú en la librería de Nosaltres, ya sabeis, Eleutheria. Queremos que rebusquéis en nuestras estanterías, que curioseéis las novedades y que si luego os apetece, participéis en “Jardinero de Cizaña” – una lectura de los poemas de Luis Hernández, recogido en el último libro publicado en Esto no es Berlín. El evento tendrá lugar a las 20.00 horas.

El Sábado 20 el Grupo Surrealista organiza su segundo Laboratorio Onírico. A la luz de ejemplos de las revistas Drosera y Dream Dew, se animará a los asistentes a describir con detalle, dibujar o pintar o reproducir tridimensionalmente sus objetos soñados.

¿Mola, no?

Esperamos veros por aquí
Con amor,

LAS NOSALTREÑAS

Si no puedo jugar…. no es mi revolución.

 

 

 

El otro día jugamos por primera vez al trivial feminista de Sangre Fucsia

Lo primero quiero agradecer a las hermanas el curro de soñar este juego. El amor con el que esta hecho se nota en el arte final del juego.

Lo segundo un aviso a navegantes. No es un feministometro. Porque si lo fuera, todes perderíamos. Hay tanto que aprender.

 

Este es un juego para descubrir 1200 cosas sobre como las mujeres habitan el mundo. Sobre como los feminismos han ido creciendo y adecuándose a los distintos momentos de lucha.

Yo  soy curiosa por naturaleza, por lo que tantas preguntas me abren un mundo. Os comparto mis descubrimientos y os invito a jugar porque los feminismos son mas fáciles si los descubres de una forma divertida. Eso si os recomiendo lapiz y papel o internet cerca, porque estas cabezas que lo han diseñado, el juego, son muy proliferas. Y es imposible recordar todo lo que vas a aprender.

Y sobretodo, no pienses que no sabes lo suficiente como para poder jugar. No es un examen, es un juego:)

Seguir leyendo “Si no puedo jugar…. no es mi revolución.”

Libros que me han cambiado la mirada.

Nunca fui de mucho leer ( no lo digo con orgullo) pero por fin he descubierto el placer de la lectura. Os dejo lo último que he leído, ya que he aprendido mucho.

 

 

Desde mi visión eurocentrica del mundo, nunca me he planteado como es la vida de otras mujeres, en otras realidades. Leer la historia de esta niña, que tiene una visión justa del mundo, me ha enseñado dos cosas.

0- la violencia estructural, es el arma mas poderosa que tienen los opresores. Y hay que combatirla.

1- no se puede vivir, ni luchar , con miedo a que te maten.

2- solo la educación ( libre y reconocedora de todas las culturas y civilizaciones que han existido. No colonizadora)  combate las desigualdades. Es cierto que seguro que no todas, pero desde luego es una buena base para comenzar.

Os recomiendo leerlo, para aprender sobre un país Pakistán que aunque “aliado” de las Fuerzas bélicas del 1 mundo, es invisible todo sobre el . Sus luchas, sus gentes y sus sueños.

http://www.pikaramagazine.com/2016/09/10-ingobernables/

En este caso, este libro me golpeó mis privilegios de heterosexual. De como ser “normal” es una etiqueta que destroza vidas de personas, que lo único que las diferencia  de mi, son sus preferencias sexuales.

Siempre he pensado que con quien duermes o a quien rezas, forma parte de la libertad individual de las personas. Intentar obligar a nadie a lo contrario de lo que siente, es violencia estructural.

Es un libro hermoso de fácil lectura que te invita a ser ingobernable.  A amarte tal y como eres. Y sobre todo a respetar y a pensar antes de hablar de los cuerpos de les otres.

 

http://www.eldiario.es/cultura/entrevistas/Owen-Jones-empeorado-escribi-Chavs_0_262124428.html

Aquí tengo que empezar con la autocrítica. Yo fui de la izquierda que pensó en que todas podíamos ser “clase media”. Lo sé, es naif, pero así soy yo. Muchas veces pensé, que pesados con la clase. Eso es pasado, avancemos. Owens me ha demostrado que todo era palabrería con un solo fin, que los ricos sean cada vez mas ricos. Que es cierto que solo hay dos clases, los ricos y nosotras. Y de como el discurso que parece inocuo crea realidades.

Os lo recomiendo encarecidamente. Porque a mi me ha descubierto cosas en las que creía, que forman parte de esta opa hostil contra la vida, que se llama capitalismo.

http://textosenlinea.com.ar/academicos/Lakoff%20-%20No%20pienses%20en%20un%20elefante.pdf

Después de leer a Owens y lo malvado de los discursos “imparciales” que cambian nuestro modo de ver la vida, llegue a este libro. Aún siendo feminista y sabiendo que el lenguaje importa, no había relacionado las mentiras intencionadas.

Esta maravillosa biografía sobre esta mujer excepcional, me ha encantado. Bello libro para regalar a les peques, porque habla sobre todo, de querer vivir como una siente. Sin miedo. De no rendirse. De como el cuerpo puede ser una cárcel. Exquisito.

Jamás tendré 20 años

Y por último este bello libro sobre nuestra historia. De como la guerra, destrozo la vida . Como recordatorio de que el golpe de estado que hizo, parte, del ejército español trunco los sueños de una generación que soñó con un estado mas libre y justo.

Si leíste alguno de ellos, comparte conmigo porfa. He descubierto, también, que se disfruta una segunda vez cuando hablas de ellos.

Barril solidario jueves 20. Contra la violencia machista.

Texto del colectivo feminista  Vecinas de Lavapiés,

El sábado 8 de abril hubo un intento de asesinato en nuestro barrio. Lo que en muchas ocasiones es visto como ajeno, como algo lejano de lo que te enteras en la prensa o por la tele, estaba de pronto aquí, violencia ejercida por alguien, un hombre, que caminaba entre nosotras, que consumía en nuestros bares y tiendas, que habitaba nuestras calles y que, ahora, atacaba a nuestra vecina. La agresión fue en plena calle, la respuesta lo ha sido también, y no ha hecho más que empezar.

 El agresor rompía una orden de alejamiento y las instituciones públicas fallaban en la aplicación de la orden de protección hacia nuestra vecina. Quisimos juntarnos para dejar claro que Lavapiés es, continúa siendo, un barrio con fuerza, un espacio donde existe red y donde ninguna vecina está, ni va a estar, sola: juntas somos barrio, juntas somos resistencia y no nos vamos a callar. La acogida ha sido, está siendo, espectacular: empezamos a contar la agresión en fruterías, peluquerías, bares y tiendas diversas y vimos la preocupación real de las y los vecinxs, la voluntad de mostrar cercanía y una respuesta clara: no estás sola.

La convocatoria se preparó en menos de 24 horas por vecinas que tomaron la iniciativa de responder, tuvo lugar a las 19.30 en la plaza de Lavapiés y desbordó nuestras expectativas: estábamos en plena semana santa, con mucha gente fuera y, sin embargo, una multitud de vecinas y vecinos de distintas edades, culturas, personas de otros barrios y lugares… se iban juntando para mostrar su repulsa al agresor, para dejar claro que este tipo de violencia, o la complicidad frente a la misma, no se permite en nuestras calles. ¿Qué hacer con la conmoción, la rabia, el dolor o la tensión que sentimos al enterarnos de lo sucedido? Hacerla común, resistencia y respuesta: juntarla, compartirla, convertirla en red.

A veces, se utiliza la expresión «patio de vecinas» para hablar de un espacio donde se «cotillea» y la gente se «mete donde no le importa», pero nosotras reivindicamos el patio y el resto de espacios vecinales como espacios de cuidados y apoyo mutuo. Con respeto a la intimidad y autonomía ajenas, claro, pero si a mi vecina le trata mal su pareja, a mí me importa. Desde el grupo de Vecinas de Lavapiés, hemos comprobado varias veces que en este barrio aún nos preocupamos por nuestras vecinas y queremos que esto siga sucediendo. Pero para eso debemos hacer del barrio un gran patio de vecinas en donde poder encontrarnos, mirarnos a la cara y hablar de lo que nos pasa y, por ello, es importante que estemos conectadas, organizadas y alerta. Ante su violencia, nuestra solidaridad.

Y seguiremos juntándonos y acompañándonos. Estaremos vigilantes porque nos hacemos falta, porque frente a la falta de actuación de las instituciones y frente a la normalización de la violencia y el machismo lo único, lo mejor, que podemos hacer es mostrarnos fuertes y juntas. Porque no estamos solas y, si atacan a una, respondemos todas: si atacan a una, Lavapiés responde.