Mi vecina Kiala. Te quiero libre.

En este post no voy hablar de que la justicia es clasista y racista. No voy hablar de que el delito mas grande que se puede cometer, es ser pobre. No voy hablar de que ser negra y pobre te hace dos veces invisible. Hoy voy hablar de la sonrisa de mi vecina, Kiala. Y de la solidaridad de mis vecinas.

Yo conocí a Kiala, porque durante todo el invierno, Migrapies grupo de trabajo de la Asamblea Popular de Lavapies,  nos ha dado cobijo para nuestras reuniones . Y el era el encargado de puntualmente, mucho mas que nosotras, abrir y preparar el espacio.  Siempre silencioso y con una amplia sonrisa nos recibía. Escuchaba atento, algún día le preguntare que le parecemos como grupo, participando poco pero de forma contundente. Con la contundencia que da la lógica de la vida.

Su sonrisa es la respuesta a mi “hola vecina” ( intencionado  llamarlo en femenino” ), el no se cuestiona si lo estoy nombrando al hablar en femenino. Porque ha sufrido el patriarcado en sus carnes, y sabe que no es cosa de mujeres vencerlo.

Después hizo mi mudanza con la cooperativa Mbolo que están montando para poder autogestionar sus vidas. Fue un día dulce, me resulto mas fácil mudarme de  Lavapiés.

Ahora me doy cuenta de que no sabia nada mas de el. Era mi vecina, pero no sabía nada de su vida. Lamentablemente ahora lo se todo de el. El 15 de julio saltaron las alarmas de que le había llegado un ingreso en  prisión por un intento de robo, una colonia de 150 euros, en el corte ingles. Ahí empieza mi descubrimiento lo dura que había sido la vida de Kiala. Conocer esto me hace valorar mas su sonrisa. Os dejo artículos que cuenta mucho mejor que yo los acontecimientos.

https://www.diagonalperiodico.net/libertades/27350-lavapies-se-vuelca-para-evitar-la-entrada-prision-kiala.html

http://www.publico.es/sociedad/kiala-manta.html

http://lavapies.tomalosbarrios.net/migracion-y-convivencia/kiala-en-libertad.html

 

Ahora estamos de recogida de dinero, maldito dinero, para que Kiala demuestre que no es un excluido. Si recogemos 4500 euros es mas fácil que no entre en prisión. No hace falta que os diga lo que esto significa ¿no? El delito no es robar, el delito ser pobre.

Pero lo que el sistema no sabe, es que Kiala es rico en vecinas, en solidaridad, en amor. Os dejo una cuenta para que aportemos las que podamos. A las que no podáis, porque vuestra vida es precaria, difundir.  Y estar atentas a las próximas acciones. Aquí las vecinas nos tienen informadas. Porque su dinero, el del sistema, no es lo mejor que le podemos aportar a Kiala. Lo mejor es nuestra solidaridad. Que como decía Gioconda Belli ” la solidaridad, es la ternura de los pueblos”

Anuncios

2 comentarios sobre “Mi vecina Kiala. Te quiero libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s