Autogestionar, las fiestas de barrio.

Después de descubrir el común y la autogestión es difícil parar. Lo que a las vecinas de Lavapiés, nos lleva a plantearnos , porque las fiestas de barrio, no las organiza el barrio.

Si, ya se que puede parecer que al organizarse desde las juntas de distrito y asociaciones vecinales ya podemos afirmar que es autogestión.Pero sabemos de la burocratización de la administración, de los maniqueos que el capitalismo hace para que la “rentabilidad” sea el baremo para medir lo adecuado para el común. Cuanto mas rentable, mejor.  A cuanta mas gente llegue mejor. Sin entrar a valorar que aporta al común lo que hacemos. Lo que importa es que vaya mucha gente y consuma. Sufrimos la comercialización de nuestras vidas, también en las fiestas.

¿Si no tienes dinero no puedes ir a las fiestas de tu barrio?  Nosotras creemos que no, que las fiestas tienen que ser populares y donde entren todes.

Ahora que hemos decidido no ser mercancía ,tenemos el propósito de no delegar nuestras vidas, ni si quiera en las instituciones que hemos creado.

Y con este motivo nos convocamos a una reunión, la buena noticia es que las Fiestas Populares de Lavapiés, ya hace cuatro años que se celebran. Y hay mucho curro adelantado.

Convocatoria:

Desde la Comisión de Fiestas Alternativas de Lavapiés os convocamos el próximo martes 19 de enero a las 20h de la tarde, en el Ateneo Cooperativo Nosaltres (C/Esparanza 5) a una asamblea abierta a colectivos, vecinas y vecinos del barrio para hablar y repensar juntas las próximas fiestas de Lavapiés.

Desde la Junta de Distrito Centro, nos han invitado a participar en la organización de las Fiestas de este año en centro, y particularmente en las fiestas de San Lorenzo (las de Lavapiés). Sin embargo, el espacio habitual de organización de las fiestas oficiales, maneja unos ritmos y códigos que nos impiden parar para reflexionar acerca de las fiestas y poder aprovechar la oportunidad actual para reinventarlas.

Desde la Comisión de Fiestas Alternativas planteamos distintos parámetros sobre los que reflexionar, que sin embargo, desde la Comisión de Fiestas Oficiales, se quedan completamente al margen. Si bien es cierto que la Comisión de Fiestas Alternativas se encuentra en estos momentos bastante débil como para plantear cambios más profundos en el modelo de fiestas, creemos que aún existe una oportunidad para poder tener incidencia desde las organizaciones, colectivos y entidades del barrio que hemos participado de una manera u otra, en la búsqueda de unas fiestas alternativas al modelo actual. 

Por esta razón, queremos sumar fuerzas y plantear a la junta de distrito “otro modelo” de fiestas, que nos permitan construir una alternativa real al modelo imperante. 

Os pediríamos que hicieséis circular esta invitación allí donde creáis que se pueda despertar el interés y que consigamos generar un espacio amplio y plural donde tomar todas estas cuestiones en consideración.

El orden del día será el siguiente:

0. Presentación de asistentes.

1. Puesta en común de la situación actual relativo a la Comisión de Fiestas Oficiales.

2. Exposición de propuestas

3. Debate.

4. Posibles próximas citas.

A modo de introducción planteamos aquí una serie de reflexiones entorno a los cuales puede girar el debate del próximo día 19 de enero. Se tratan de reflexiones a modo de puertas que podemos abrir para centrar el debate en temas e ideas concretas. Cualquiera puede traer nuevas ideas para plantearnos entre todas. Éstas pueden leerle a modo de propuestas,exigencias o iniciativas a cumplir de cara a la Junta o de cara a nosotras mismas…

1. Por un modelo sostenible.

En la actualidad, las fiestas del barrio se han convertido en algo completamente ajeno a las personas que lo habitan, muchas vecinas deciden marcharse esos días del barrio para evitar encontrarse con la conglomeración que se da, sobre todo en la calle Argumosa (actual recinto Ferial),donde se hace imposible la convivencia.

Creemos en un modelo de fiestas donde sean compatibles las propias fiestas, con la habitabilidad del barrio. Apostamos por la dispersión frente a la centralidad de la actividad cultural/musical en distintos lugares del barrio y con escenarios más pequeños y con menos potencia.

Apostamos por la eliminación de las fiestas de la actividad “feriante”, entendida ésta como una actividad ajena a las costumbres del barrio, que reproducen formas de trabajo totalmente precarizadas y que llenan de ruido y malos olores la zona.

Consideramos que las actividades culturales promovidas por el vecindario como históricamente se viene realizando en la calle Oso, o recientemente desde las fiestas alternativas en calle Salitre, Cabestreros (plaza Nelson Mandela) o doctor fourquet siguen un modelo de fiestas mucho más sostenible y agradable para el vecindario.

2. Por un modelo de fiestas gestionado por el vecindario y no por las empresas.

Hasta día de hoy, se concedía la explotación a cambio de una cantida X, del recinto ferial a un gran empresario de fiestas y grandes empresas (“el churrero” o el “churrero del PSOE” alternando según cual de los dos estaba imputado en alguna trama). 

Consideramos que un modelo de fiestas gestionado por el vecindario, los colectivos del barrio y el pequeño comercio, debe de ser el modelo a seguir.

Parece probable que en las próximas fiestas, la gestión del recinto ferial sea llevada a cabo por asociaciones de comerciantes y por otro lado, la gestión cultural de las mismas, sea impulsada y coordinada por la asociación de vecinos La Corrala (como viene siendo hasta ahora). Sería a través de ella,desde donde podría otra entidad,ser partícipe de la programación.

La máquina a echado a andar y
Somos varias, las entidades que no queremos permitir que las organizaciones sociales del barrio realicen la gestión cultural de forma gratuita para que otras entidades con ánimo de lucro gestionen y se repartan los beneficios. 

Nos gustaría luchar por unas fiestas en las que el ánimo de lucro (entendido éste como el ánimo por la acumulación de capital) no sea permitido.

Si esto no es posible, nos gustaría pelear por que fuese reservado una zona en el barrio, donde el lucro no sea permitido y que sólo entidades sin este ánimo pudiesen participar de la gestión de posibles beneficios derivados de la explotación de casetas o cosas similares. Además, creemos que deberíamos de gestionar los eventos y actividades única y exclusivamente, allí donde no existiese el lucro directo por parte de terceros. Esto no es, gestionar las actividades culturales del escenario principal para que un churrero o su sustituto, saque el beneficio del público atraído por la actividad. Algo que viene siendo lo habitual.

Esta opción podría materializarse en que una de las plazas del barrio fuese gestionada por una comisión que coordinara entidades del barrio sin ánimo de lucro donde las actividades culturales fueran gestionadas por las mismas, al margen del resto de las fiestas oficiales. Éstas podrían ser las verdaderas fiestas populares.

Dichas opciones no son más que ideas que pueden ser transformadas o desechadas…pero pueden servir al menos de orientación para el debate…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s