Por qué hay que usar la palabra Feminismos.

 

CdBj_uGWAAIZMFX

Este post está dirigido a los hombres de mi vida, que cuestionan lo apropiado del término. Y su resistencia a nombrarse como personas feministas.

El porqué, del termino es rápido de escribir. Porque a estas alturas de la historia, donde hemos tenido todas las revoluciones posibles, nosotras seguimos esclavas de la manada.  Porque después de tanta historia, nosotras seguimos siendo una posesión de la manada. Una posesión por la que se pueden tomar decisiones. Y a la que si es necesario se le extirpa el clítoris, para que no tenga placer.

Haizea me dijo una vez: “Yo creo en lo posible, porque lo imposible esta ocurriendo”. Esta idea me golpea cuando pienso en la situación de las mujeres del mundo.

Porque el ser humano se niega a verse como interdependiente y al planeta, finito. Y así lo que hace es esclavizar a la mitad de la población a servir POR AMOR a la manada. Y, al planeta, a morir por extenuación.

Los feminismos vienen a decir que o cuidamos la manada entre todas o nos disolvemos. Porque nosotras no vamos a seguir haciéndolo. No por imposición cultural o religiosa. Solo por opción personal.

Ya no porque no podamos, si no porque no queremos. Porque no es justo. Y porque solo la sociedad será justa cuando entienda que los cuidados de la manada tienen que ser entre todas y todos. Porque necesitamos vivir en común.

¿Y por qué creo que hay que nombrarse feminista sin rubor?

Primero porque os consideráis tíos de izquierdas. Defensores de las causas justas. Que la nuestra no os parezca una causa digna de ser defendida, como para poneros el adjetivo, me duele. No os voy a mentir.

Y segundo porque es de justicia. Dar un paso al frente y decir: no quiero que mis privilegios sigan asfixiando la vida de las mujeres que me rodean.

Y tercero, porque tenéis que enfrentaros a los machismos diarios, como militantes feministas. Tenéis que enseñar a los niños a respetar a las mujeres. Pero con prácticas, no con discursos.

Pero quiero que sepáis que os equivocáis al pensar que los feminismos no os representan. Hablan de mujeres, me decís. Claro que nos habla a nosotras, porque es un movimiento que nace para que las mujeres defiendan su derecho a ser personas.

Pero no buscando una vuelta del tortilla al poder. Para la supremacía femenina. Ni siquiera de lo femenino. Queremos un poder horizontal que cuente con todas para tomar las decisiones.

Queremos una vuelta de tortilla de cómo vamos a organizar el común. Porque ya toca.

Porque las mujeres no podemos seguir soportando el peso del cuidado de la vida. Porque eso es un peso que tendríamos que llevar entre todas.

Sé que os sentís atacados por nuestras nuevas formas. Pero es que tenéis mucho morro. Porque, aun pensado que tenemos razón, os resistís a plantearos vuestros privilegios. Esperando que esta neura se nos pase.

Y siento deciros, que eso no va a ocurrir. Porque hay una nueva generación de mujeres. Y están dispuestas a ser libres. Cueste lo que cueste. Menos vidas, eso los feminismos lo tienen claro. Nuestra revolución solo tiene sangre en un bando, en el nuestro.

Así que queridos hombres de mi vida, lanzaos a perder privilegios y pelead con vuestras compañeras de vida, para que todas seamos libres.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s