Que rica taberna, tenemos en Lavapiés.

photo5769637140647487563Lo primero es decir que se come de maravilla. Y a precios asequibles. Pero sobre todo es un lugar en el que te tratan de una forma exquisita. Y no hablo de florituras de los sitios gentrificados. Hablo de la calidez y apoyo mutuo. El secreto es que lo regentan “vecinas*”

Vecinas, que trabajan para hacer otro espacio en el barrio, donde se pueda acoplar la vida.

6 mesas y una barra eficiente, componen el espacio. Lo mas bello los ventanales que permiten ver a les transeúntes.

Y que decir de “las Ventín” , las regentes del lugar….

 Son de esas “vecinas” que hacen que los barrios sean lugares bellos. Escribo esta nota para convenceros que de La Tragona, es una “quericataberna” muy recomendable.  Para reuniones, para cafés, para comer o cenar….

Cuando levanto la cabeza de mis notas, descubro un tablón de anuncios donde están las luchas del barrio. Un cuadro muy bello de unas vecinas asambleadas , es de Enrique Flores.

También es un lugar donde encontrar las caras que te suenan del 15m. Y es porque Pilar y Luis ( las Ventin) han cuidado de todos los espacios donde han participado. Y eso es lo que alimenta las redes de apoyo mutuo.

Pero si algo me gusta, sobre las otras cosas nombradas, es su profesionalidad, años detrás de las barras de otros, hacen un callo que solo tienen las buenas camareras.

Calle Juanelo 11. Horarios 9 a 4 y de 8 a cierre

Como veis es un lugar que me gusta mucho.Les deseo toda la suerte del mundo. Y que le ganen la batalla a la gentrificación que Lavapiés esta sufriendo.

Mi aportación a este espacio, es la difusión. Para que todes, tengamos un bello lugar donde recalar.

 

*”vecinas” vocablo que el 15m nos devolvió. Al hacernos perder el miedo, que el sistema quería que tuviéramos, a las personas que nos rodean.

Revisión feminista (parte 1)

Soy una víctima del machismo. Es más, me considero una superviviente del mismo. Pero no confundan la intención de mis palabras: no soy especial. No lo pretendo. Sólo soy otra. Otra mujer discriminada, excluida, ninguneada, insultada, desacreditada, invalidada, vejada, humillada, acosada, maltratada, violada o, en una palabra, oprimida por el mero hecho de ser mujer.

Además debo decir que, de entre las víctimas, yo soy una afortunada. No sólo he disfrutado siempre de ciertos privilegios, sino que además mi nombre aparece en la lista de Schindler de quienes nos vamos librando de este holocausto infinito y silencioso (por el momento, toquemos madera); de esta criba lenta, pero minuciosamente ejecutada por hombres “malos” que, en todo momento, son auxiliados y ayudados en todo momento por ciertas mujeres que colaboran activamente con su causa. Ignoro sus motivos. Quizás porque son tan “malas” como ellos. Quizás porque creen que unirse a ellos es la única manera de salvarse, e incluso de medrar dentro de la dictadura del terror patriarcal. Seguir leyendo “Revisión feminista (parte 1)”

Tantas impros como escenas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi nombre es Carmen Tomé, me dedico entre otras cosas, a la danza y a la improvisación.

Mi formación académica es diversa.
A lo largo de mi vida me han interesado diferentes cuestiones que han ido enriqueciéndose entre si.
He estudiado de forma reglada, Arte Dramático, Educación Social, Arteterapia, Danza Contemporánea, Artes Aplicadas a la Madera y Contact Improvisación.
He participado en diferentes estudios que han colaborado a cumplimentar las disciplinas en las que me muevo, con un carácter menos académico e igual de importante.
He investigado sobre diferentes expresiones escénicas, dentro y fuera de la danza.

Bailo desde que me recuerdo y me dedico a la artesanía, artes plásticas y escénicas desde hace aproximadamente 18 años.

Este espacio pretende dar cobijo, para empezar, a un ciclo de talleres de entrenamiento en la improvisación libre interdisciplinar.
Para profundizar en nuestra técnica improvisativa y en la relación con nuestra disciplina, con las compañeras y con sus disciplinas en escena.
Nace de toda la pasión que siento por el ámbito de la improvisación y de la necesidad que existe por entrenar ciertas habilidades que nos permitan actuar con mayor conciencia. En el espacio escénico, tanto, como en la vida misma.

El ciclo de talleres será un espacio abierto y comprometido que sirva de encuentro para diferentes disciplinas artísticas que puedan ser llevadas a escena desde la improvisación. No será un espacio donde enseñar técnica espécifica de cada disciplina, sino dónde entrenar el ejercicio de la improvisación individual y conjunta.

Es un lugar abierto a profesionales y otras personas dedicadas al ámbito escénico que quieran ahondar en la labor de la creación personal y colectiva a tiempo real.

Pretende ser una herramienta para descubrir la forma de improvisar desde nuestra disciplina integrando las otras en el mismo espacio, al mismo tiempo. Pudiendo transitar las formas en las que improvisamos conviviendo con otras disciplinas, para comenzar a generar un lenguaje genuino que nazca de ese compartir y que englobe la escena, con su riqueza heterogénea, en una misma.

Lamentablemente los espacios de estudios creativos suelen excluir a gran parte de la población por motivos económicos. Por lo que desde que me dedico a compartir mi curiosidad tanto en la danza como en la improvisación interdisciplinar, trato de romper esa forma de exclusión trabajando con precio libre.
El ciclo tiene un precio orientativo pero no exigido.
El precio orientativo de un taller son 70 euros, de un trimestre 195 y del ciclo completo 360. Pero os animo a todas a participar sea cual sea vuestra disponibilidad económica, todas las propuestas serán bienvenidas.

El ciclo además de contar con un taller intensivo mensual, también lo hará con dos muestras abiertas al público al final de cada uno de los dos trimestres.

Sólo me queda daros a todas la bienvenida y animaros a formar parte de esta propuesta que estoy segura de que será altamente nutritiva.

Os espero para recibir tanto las dudas como las inscripciones en tantasimproscomoescenas@gmail.com

Salud, Amor y Arte para todas.

Seguir leyendo “Tantas impros como escenas.”

Cita para construir un barrio, para las personas.

 

cartel-21enero2017

Querida vecina de Lavapiés:

¿Quieres que tu barrio sea algo más que la “marca” de consumo en la que lo quieren convertir y no sabes cómo? ¿Has pensado en la Asamblea Popular como un espacio desde el que mejorar las condiciones de tu barrio? ¿Formas parte ya de algún grupo pero te gustaría conocer o coordinarte con otros? ¿Te reúnes en La Canica pero aún no conoces al resto de colectivos que también lo hace? ¿Participas de las compras colectivas de la RSEB pero te apetece implicarte más? ¿Te pone enferma la palabra gentrificación y sus efectos pero no se te ocurre cómo hacerle frente? ¿Has oído hablar sobre la represión a colectivos y movimientos sociales y quieres apoyar la lucha? ¿Quieres que Lavapiés siga siendo un barrio en el que las migrantes puedan vivir y alquilar? ¿Te gustaría echar un cable a las vecinas con aviso de desahucio? ¿Te apetece formar parte de una red amplia de espacios autogestionados, colectivos e individualidades que, desde los pequeños gestos y los cuidados, produce un Lavapiés habitable para todas?

Si es así,

¡vente a compartir una merienda con nosotras!

 

Será el sábado 21 de Enero a las 19 horas en el banco expropiado La Canica.

 

Tráete picoteo o simplemente ganas de hablar, reír, implicarnos y conocernos

porque así se construyen las cosas

porque el barrio es para quien lo habita.

 

Asamblea Popular de Lavapiés

ASAMBLEA POPULAR DE LAVAPIÉS– “En época de mentiras, contar la verdad se convierte en un acto revolucionario” (George Orwell).

 

Taller de privacidad y seguridad digital para activistas feministas.

El otro día le pase a mi sobrina ( tiene trece años) este video.

Charla Marta Peirano

Su respuesta fue, ” lo que dice es verdad, ¿ pero como le pongo cortinas a mi vida digital?”

En ese momento entendí, que si no quería aprender mas cosas sobre seguridad por mí, tenía que aprenderlo para poder contárselo a ella.

Y así me lié, en el taller que ahora os propongo.

https://untallerdeseguridad.noblogs.org/

 

No pienses que no sabes lo suficiente como para acudir. Ya que lo único que necesitas es tener curiosidad por entender esta nueva realidad tecnológica, en la que nos estamos metiendo, casi sin pensar.

Como dice en este enlace  el taller es para feministas y tenemos espacio limitado, así que hay que reservar plaza.

Por supuesto se dará preferencia a las mujeres y personas trans  ya que para su lucha, donde son acosadas baneadas incluso perseguidas, es muy importante que controlen autodefensa informática.

Por una soberanía tecnológica, donde nosotras seamos las dueñas de las herramientas y no las grandes compañías, apúntate y dale difusión.

Os dejo un texto de Javier de Rivera, muy interesante.

Mi vida sin miedo

NOTA: Este post fue escrito originalmente para publicar en Locas del Coño con todo mi cariño. Por discrepancias ideológicas con el nuevo enfoque que ha adquirido dicho proyecto en los últimos tiempos, he solicitado que lo retiren y procedo a publicarlo aquí para que pueda seguir siendo consultado.

El otro día una compañera narró cómo, después de que violaran a ¡otra! de sus amigas, había decidido apuntarse a ‘Kick Boxing’ y lo acabó dejando por el ambiente que se encontró: “chicos jóvenes, de 20 años a lo sumo, con muchas ganas de pegar, pegar porque sí, violencia gratuita y gratificante, esa era la razón por la que ellos lo hacían” Al explicar que su motivación era bien distinta dijo algo que me llegó al alma y me hizo llorar de rabia e impotencia: “Yo sólo quería que no me violasen“. ¡Sólo! Como si fuera mucho pedir. Como si de un privilegio se tratase. Cuando por fin se me agotaron las lágrimas me sequé la cara con los puños aún apretados y me puse a escribir estas líneas, porque deseo (necesito) deciros algo:

Quiero dejar claro que vuestro dolor es también mi dolor. He sentido miles de veces ese mismo miedo a la violencia (a sufrirla y también a tener que ejercerla como legítima defensa). La virginitifobia ha sido también un lastre para mí durante demasiado tiempo. Pero hoy no he venido a compadecernos, sino todo lo contrario: a recordarnos (porque en el fondo ya todas lo sabemos) que hay otro camino. Quiero deciros que, no sé bien cómo ha sido, pero yo he renunciado a sentir miedo.

Seguir leyendo “Mi vida sin miedo”

Los “feministas” también violan — pikara magazine

Nota: Este artículo se enmarca en la sección de libre publicación de Pikara, cuyo objetivo, como su nombre indica, es promover la participación de las lectoras y lectores. El colectivo editor de Pikara Magazine no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de los artículos publicados en esta sección, que no son…

a través de Los “feministas” también violan — pikara magazine

Pureza ideológica y expulsión del común…

“Estoy un poco saturada de tanta coherencia”. Con esta frase que me dijo una amiga hablando de software libre se resume la tesis de este texto. Incluso, para quien lo haya sufrido, no haría falta decir nada más.

La pureza ideológica y la práctica vital a veces, muchas, son incompatibles. Hacer de tus prácticas un ejemplo viviente de coherencia se hace, en muchos momentos de la vida, completamente contraproducente. Es posibilista y peligroso.

Hay quien intenta ser la mejor representante del software libre, otras quieren (o queremos) ser los mejores aliados del feminismo, otras, las mejores vegetas o veganas… Cada una tiene sus vicios ideológicos, casi todos muy respetables…

Pero nos olvidamos del contexto en el que nuestras vidas se desarrollan y se han desarrollado hasta el momento en el que nuestras mentes empezaron a cambiar y nuestros ojos a mirar de otra manera. Pretendemos hacer de nuestra vida un espacio aséptico en el que practicar la disciplina que más nos interesa olvidando el contexto capitalista y heteropatriarcal no solo nos rodea, sino que nos ha dado las herramientas para vivir, nos conforma.

Gracias a sus leyes de funcionamiento, a las imágenes, al credo de ambas cosas hemos llegado hasta donde estamos, en lo personal y en lo colectivo. Cuando alguien toma la decisión y la conciencia de que ese lugar es una mierda y que hay que cambiarlo, en no pocas ocasiones no se da el permiso de cuidarse y de permitirse la incoherencia. Entre otras cosas porque el sistema patriarcal castiga la incoherencia… Si te desdices es que tu juicio no es seguro, no es fiable…

En cualquier caso, los cuidados, los autocuidados, pasan por permitirse unas vacaciones ideológicas, creo yo, y no estar todo el día leyendo las etiquetas para saber si algo tiene trazas machistas, o transgénicas, o para saber si todo el código está abierto o algo está cerrado… Es imposible vivir en la perfección (cosa muy positiva).

Nos hemos olvidado, o a lo mejor nunca lo supimos, que el camino es realmente la meta, el aprendizaje es el fin en sí mismo, y hasta el día en el que morimos tenemos capacidad de cambio y de mejora.

Hace ya tiempo leía en un perfil de Twitter que si no tienes, al menos, tres contradicciones, es que eres dogmática.

Además de lo costoso que es mantener la pureza ideológica para una misma, hay que tener encuenta otros efectos que tal vez no nos guste mirar. Y que, finalmente, tienen un impacto enorme en el común.

Cuando no puedes aguantar la pureza ideológica, cuando la coherencia te supone una lucha insoportable, abandonas y vomitas la pastilla azul que te sacó de matrix. No olvidemos que nadar con la corriente es mucho más sencillo que hacerlo contra ella.

El problema de esto es que perdemos personas en una lucha común. Y no hacemos nada por suavizar esta exigencia posibilista…